Reservaciones al: Mexico: 01-800-262-9208 | USA - Canada: 1-800-472-6064

Turismo Colonial Mexico

Turismo Colonial - MexicoEl México colonial es uno de los tantos aspectos del interesante país de México. En fértil convivencia con el México maya o azteca, con el moderno México de las playas de moda del Caribe o el Pacífico, o el cosmopolita México de los rascacielos del DF. La huella colonial está presente en todo el país, desde el Río Grande hasta Chiapas y desde las costas del Pacífico a las del Caribe, pero hay lugares puramente coloniales como Guanajuato, donde te puedes encontrar incluso a la tuna cantando en un callejón, o como Veracruz, donde te sirven chocolate con buñuelos, al estilo español, sobre mesas de mármol en los cafés más típicos. Hay por todo el país catedrales que nos traen el recuerdo directo del barroco español, como la de Guadalajara, que mezcla en su exterior elementos barrocos y churriguerescos, o plazas como la de Mérida, tan parecida a cualquiera de las de una ciudad española de provincias.

Yucatán, el mejor ejemplo de la presencia colonial es Mérida, muy visitada por los turistas por su proximidad a la zona turística de Cancún y a los centros arqueológicos de Chichén-Itzá y Uxmal. La llaman la "Ciudad Blanca" por el color de sus casas. El ambiente es cálido, tranquilo y reposado. La mayoría de las mujeres visten todavía sencillas y frescas túnicas con bordados de brillantes colores y los hombres lucen la tradicional "guayabera". La música de las marimbas se escucha por todas partes y la gente prueba los sabrosos platos regionales como la cochinita pibil, los huevos montuleños, los panuchos y otras delicias de la variada cocina de Yucatán.

Mérida fue fundada en el siglo XVI, en el lugar mismo donde estuvo la ciudad maya de Tiho. Entre los lugares de interés que pueden visitarse están el Museo de Arqueología, el Palacio de Gobierno, la Casa y Paseo de Montejo con sus antiguas y fastuosas residencias y la Casa de la Cultura. Pero sin duda lo mejor es pasearse por sus calles, visitar sus mercados y conocer las viejas haciendas de los alrededores que en otros tiempos vivieron de la explotación del henequén, una planta con la que aún se fabrican los populares sombreros y artículos tejidos de este material, así como famosas "hamacas" que pueden conseguirse en todos los tamaños y colores.

Puebla es tal vez la más española de todas las ciudades mejicanas, fundada en 1531 en una zona en la que apenas vivía gente, para proteger el camino de México a Veracruz, de donde partirían las naves hacia España cargadas de plata y llegaban las sedas, las lozas o las maderas preciosas de China y de Japón. En sus caserones de enormes puertas, se respira una solemnidad que nos recuerda a rincones los barrios viejos de las ciudades españolas, sobre todo de las andaluzas. En Puebla hay que visitar la Catedral, una de las mayores del país, la Biblioteca Palafoxiana, del siglo XVI, considerada como la mejor de Hispanoamérica en libros antiguos, la Iglesia de San Francisco, cuya fachada cubierta de azulejos hechos según la técnica toledana, o la casa del Alfechique en estilo churrigueresco.

En torno a los viejos campamentos militares de los españoles o a las misiones religiosas se levantarían en los siglos XVI y XVII, ciudades como Morelia, Cuernavaca, Querétaro o Guadalajara, capitales del plateresco y el barroco exuberante y mestizo, ciudades preciosas para ver y para vivir. En ellas las costumbres son puramente españolas y a la vez las más típicamente mejicanas, como el rodeo (que viene el marcado de las reses que en España se hacía a pie, pero en México debido a las grandes distancias, debía hacerse a caballo). O el traje charro de Jalisco, que es la versión criolla y exagerada del traje de los ganaderos del campo charro de Salamanca.

En torno a las minas surgieron Guanajuato, Zacatecas y Taxco, las ciudades de la plata, que todavía hoy siguen viviendo de las minas. En Taxco se encuentra la iglesia barroca más bella de México, la de Santa Prisca y todavía se puede comprar plata al peso, en lingotes o en láminas, igual que en Guanajuato, que es tan hispana que aún celebra anualmente un festival cervantino en el que se representan entremeses y autos sacramentales en sus plazas y calles que recuerdan a las de Salamanca. Una visita bastante 'espectacular' en Guanajuato es el Museo de las Momias, un lugar escalofriante en el que se pueden ver los cuerpos de muchos habitantes de la ciudad, enterrados en un cementerio cuyo suelo 'momifica' de forma natural. En Zacatecas se destaca también la catedral, una de las obras maestras coloniales, y la mina El Edén, que se puede recorrer en un pequeño tren. En Cuernavaca no hay que perderse el Palacio de Cortés, una antigua fortaleza de estilo medieval en el que se encuentra el Museo Cuauhnáhuac y la catedral de la Asunción una de las más antiguas de México.

Vuelos
Hoteles
Hotel + Avión
Autos
Tours
Traslados
Hotel + Avión
Fecha de Salida:
Calendar...
Fecha de Regreso:
Calendar...
Cuartos:
AdultosNiños
Cuarto 1:
Vuelos
Tipo de Viaje:
Origen:
Destino:
Fecha de Salida:
Calendar...

Fecha de Regreso:
Calendar...
AdultosNiños
Hoteles
Fecha de Salida:
Calendario...
Fecha de Regreso:
Calendario...
Renta de Autos
Entrega:
Fecha:
Calendar...
Hora:
Devolución:
Fecha:
Show Calendar...
Hora:
Tipo de Auto:
Tours
Seleccione un Destino:
Selecciona la Categoría:
Traslados
Seleccione un Destino: